VECINA P3 SILVANA MARTELL

3840
Share
Copy the link

Actrices


VECINA P3 SILVANA MARTELL

Sensual con su vestido como siempre la VECINA P3 SILVANA MARTELL. Se abría su culito blanco, mostrando esa panocha tan jugosa. Los pechitos pequeños pero atrevidos y eróticos, de una vecina que volverían loco a cualquier hombre. Metiendo su dedo en la panocha, para sentir el deseo de una verga. Adentro que le destroce y le haga un buen hueco en su panocha. Es lo que pedía a gritos el cuerpo de la vecina, sucesivamente se acostaba en la cama. Con sus tacones rojo pasión, altos como puta de esquina de Mexico. Se pasaba el dedito de arriba hacia abajo. Comenzando primero con el clítoris y bajando hacia su orificio.

Se excitaba y prendía, diciendo se la vecina lo puta que era y atrevida. Por masturbarse a solas, pero ni tan sola estaba Silvana. Como toda vecina cogedora, siempre había alguien que se la queria coger. Y esta perrita de Silvana no era la excepción, tenia miles de vecinos que se la queria coger a juro. Solo que sus esposas no dejaban que se acercaran mucho a la vecina de Martell. Porque ya conocían su historia de puteria, y cuantos hombres metía a diario en su depa. Una perrita tan juguetona que le encantaba masturbarse, necesitaba una verga día para bajar la calentura. Y calmarse y no coger tanto al mes, se daba bien rico Silvana sus deditos bien profundos en su panochita.

Gimiendo de una manera exagerado con ganas de venirse y acabar Silvana

Sobre las sabanas de su cama la vecina se seguia masturbando. Hasta que llego el momento indicado, para venirse sobre su cama. Hacer un squirt era lo que mas le excitaba y la ponía cachonda a la vecina siempre viendo una porno de SexMexGratis la VECINA P3 SILVANA MARTELL. Se vino bien rico y se pudo apreciar, cuando saco los dedos de su panocha bien húmedos y sudando todo su cuerpo. Estaba re caliente y sus gemidos y respiración, se clamaron y bajaron. Porque había cumplido con su cometido la vecina masturbarse par que llegara un nuevo invitado, que era un vecino nuevo vergon.

Que se la queria coger, solo que antes la vecina se queria tocar y matar esas ganas y ansias a solas. Pero no se aguantado y lo llamo para que le diera verga a Silvana, una perrita adicta al sexo como ella. Necesita un hombre o varios, que le bajaran esa sed de sexo o les calmara por un día con una cogida. Chupaba la verga que eligió, bien blanca como el color de su piel peor larga. La dejaba caer su lengua deslizándose sobre su verga, tomándola desde el tronco con su mano, para darle un masaje. Y jalarla y estirarla mas, dándole mas erección y tamaño a la verga que se comía la vecina. Siempre había un vecino que se queria chingar a la VECINA P3 SILVANA MARTELL.

En cuatro patas y concentrada viendo solamente la verga que se tragaba la vecina la verga

La obligaba el vecino a al vecina a metersela de una vez por toda, toda entera su verga. Sin temor a ser asfixiaba lo complacía, y la metía un poco mas rápida la chupada. Para complacerlo y que le diera un par de golpes, con la verga en su lengüita labios y cachetes. Era un poco masoquista, los golpes a la vecina le excitaba muchísimo, dependiendo de la ocasion y la posición em la que cogía Silvana. No dejaba de ver al jovencito nuevo, que trajo para su cama la VECINA P3 SILVANA MARTELL. Se la ponía mas erecta, cuando le mencionaba a cada instante que le gustaba su verga.

Como era y el tamaño, nada mas caliente que escuchar a una madura vecina wera como Silvana diciéndole en cuatro patas. Que deseaba tu verga, es lo que repetí en todo momento. Recordando las ganas que acumulaba del vecino la VECINA P3 SILVANA MARTELL. Hasta que se la empiezo a meter, gritaba desesperada diciendo: ¡Que rica, tu verga! quería ser su putita la VECINA P3 SILVANA MARTELL cuando la sintió adentro, se calmo y puso su cara de dolor pero con placer. Que le ocasionaba el gran tamaño de la verga del nuevo vecino. Estaba siendo complacida Silvana muy bien y los orgasmos, aumentaban porque la vecina así lo pedio.

Que le diera mas rápido y duro hasta que los otros vecinos escucharan como de duro cogía y le daban a la vecina

cuando tenían ganas de coger. Queria ser tratada como una perra bastarda, barata la vecina sin temor a ser destrozada su vagina. Solo queria sentir como entraba rápido lo que le causaba dolor y placer a la vez, deseaba que le dieran como puta la VECINA P3 SILVANA MARTELL. El vecino pedio que lo gritara, para que todos escucharan que estaba cogiendo Silvana con el nuevo vecino. Que tuvo la suerte de encontrarse una wera tan perra y come verga como la VECINA P3 SILVANA MARTELL. Con la pierna arriba, y besando sus ricos labios. Callo los gemidos de la vecina pero aun seguia penetrándola a Silvana. Para que se diera cuenta, quien era le que llevaba el mando en la cama.

Con toda la fuerza chocaba su verga, con su panochita. Dándole el gusto y complaciéndola, que de verdad fuera tratada como una perra la VECINA P3 SILVANA MARTELL. Echando un rapidito, antes que llegara el marido de la vecina. Tenia que cogérsela full y rápido, antes de la hora. Que le dio Silvana al vecino que llegaria su marido el cornudo. Se movía sobre la verga, cuando al tenia medio adentro. Silvana saltaba y se la empujaba toda hacia atrás, dándose auto placer y una auto cogida ella misma. En cuatro patas se veía le culo de la wera vecina mejor, cuando entro en esa posición. Solo pedía que diciendo:

¡Así dame mas y mas! hasta llegar a varios orgasmos queriendo venirse con un squirt la VECINA P3 SILVANA MARTELL

La vecina seguia pidiendo mas en cuatro patas como perrita la VECINA P3 SILVANA MARTELL. En todo momento queria ser la perra del vecino, ser cogida desde arriba chocando las bolas con sus labios. Eran fantástico como se lo hacia, se novia nuevamente ella misma. Pero nada mejor que una vecina mojadita diciendo la rica verga que tenia.

Manteniendo la verga adentro y enterrándola, como un muerto hasta muy adentro. Hizo un gemido fantástico y genuino Silvana que despertó de nuevo el deseo, pro romperle la panocha en otra posición a la VECINA P3 SILVANA MARTELL. Ahora con sus piernas arriba, y en el borde de la cama. Se la metía con todo, inclusive le abría su panocha, dándole de nuevo la bienvenida a la penetracion con su verga a la VECINA P3 SILVANA MARTELL.

Para mas contenido Sex Mex Gratis: https://sexmex.gratis/2020/07/15/sex-mex-gratis-la-empleada-caliente-en-la-cafeteria/

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.